Escucha esta nota aquí

Billy Porter rompió todos los esquemas de vestimenta en la alfombra roja de los Óscar. Y es que el actor de Pose usó un esmoquin de terciopelo negro acompañado de una falda de gran volumen. El diseño pertenece a Christian Siriano.

Todas sus apariciones en las alfombras suelen ser llamativas, pero también contienen activismo político con su quiebre estético. Porter reivindica la figura del queer afroamericano. En los Globos de Oro perdió como mejor actor televisivo frente a Richard Madden, pero ganó en la batalla estilística con un modelo de Randi Rahm que incluía una capa fucsia por dentro y con bordados florales por fuera. 

Pocas semanas después sorprendió en la gala de los Annual Critcs' Choice Awards con un vestido de Rinat Brodach que tenía un gigantesco lazo naranja que rodeaba lo que parecía una mezcla entre pijama y esmoquin.

“La gente se muestra realmente incómoda al ver mi culo embutido en un vestido de fiesta, pero eso no es problema de nadie: solamente mío”, dijo Porter a la edición estadounidense de Vogue sobre su estilismo en los Óscar.

Billy Porter (Pittsburgh, 1969) es un actor de televisión y teatro cuyo papel de Pray Tell en Pose, la serie sobre la escena drag de Nueva York en los años 80 le ha traído reconocimiento y premios más allá de las tablas de Broadway.