Escucha esta nota aquí

Después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) diera a conocer los resultados preliminares de las elecciones judiciales, no se hicieron esperar las repercusiones del Gobierno ni la de los líderes de la oposición. Según datos preliminares, el voto nulo en las elecciones judiciales realizadas ayer ronda el 50% de la votación en todas las instancias, con un 78% de participación.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que en el Gobierno están contentos porque Bolivia tiene una larga tradición democrática, participativa de la ciudadanía. “Tenemos que sentirnos felices y felicitar el pueblo boliviano que ha concurrido pacíficamente a las urnas, ha emitido su voto en unas elecciones de carácter judicial. Hay que celebrar que la jornada ha sido normal, más allá de algunas faltas en las que incurren algunas personas. Los ciudadanos en la convicción de jurados electorales le han puesto el hombro al país. La democracia nuevamente resulta fortalecida. Es un acto del pueblo, es una elección inédita porque no han intervenido políticos, no hay forma de hacerlo. Son jueces los que se eligen”, enfatizó el ministro Romero.

El empresario y político opositor Samuel Doria Medina envió un mensaje al país a través de las redes sociales, mediante el cual dijo: “Hoy hemos vuelto a escuchar la voz de los ciudadanos, y hoy, al igual que el 21 de febrero, los ciudadanos han derrotado a Evo Morales, a un caudillo que intenta imponer la Bolivia de la reelección, de la corrupción y la manipulación de la justicia”. 

Doria Medina considera que, por todo ello, “entre todos hemos dado un paso fundamental para construir la Bolivia del empleo, de las oportunidades para todos, la Bolivia de la democracia y la ley”.
Rubén Costas, gobernador de Santa Cruz y presidente de la agrupación Demócratas, dijo este domingo que el pueblo boliviano manifestó su rechazo al sistema de justicia a través de la expresión democrática del voto nulo o blanco.

La autoridad departamental dijo que el resultado electoral supone una nueva derrota de Morales y de un Gobierno desconectado de los ciudadanos y se encamina al cambio que Bolivia requiere en las elecciones de 2019.

"Hace pocos días el TCP perpetró el mayor atropello de la justicia de la historia de Bolivia al anular, a pedido del MAS, aquellos artículos de la Constitución que impedían la repostulación del presidente Morales", indicó Costas.

Explicó que el voto blanco y nulo representa el rechazo al sistema judicial que ha ignorado el voto popular del referendo del 21 de febrero de 2016.

El exprefecto de Tarija Mario Cossío, que está asilado en Paraguay, cree que finalmente Bolivia va comprendiendo que el Órgano Judicial fue y sigue siendo el instrumento facilitador para la instalación de la dictadura de Evo Morales; ese órgano fue dando visos de legalidad a cada paso inconstitucional del plan  totalitario.

“Fue usado para derrocar ilegalmente a los gobernadores opositores (Tarija, Beni y Pando) y muchos alcaldes; y funcionó con el principal órgano de persecución y represión política en contra de todos los opositores y quienes disienten con el régimen, buscando despejar el camino para facilitar la implementación de dicho plan, y canalizó inconstitucionalmente el tercer mandato de Evo Morales”, enfatizó Cossío.

Otros detalles de las reacciones

1 Tras conocerse los resultados preliminares en las elecciones judiciales, Carlos Mesa se dirigió a Evo Morales y le manifestó que el mensaje de la votación es respetar la soberanía popular.    "Presidente, es un mensaje sobre la deriva de nuestra democracia y el descrédito de nuestra justicia. Se impone que respete la soberanía popular, expresada de nuevo con contundencia", escribió en su cuenta de Twitter.
2  El exdefensor Rolando Villena señaló que esta elección deja mensajes muy claros: Por un lado que la gente se cansó del manoseo de la justicia y que todo el proceso de selección en la Asamblea Legislativa en la contienda judicial para que se defina con el referéndum no fue transparente.