Los colectivos y las plataformas ciudadanas de Potosí, que exigen el respeto a los resultados del 21F, determinaron anoche embanderar la ciudad y marchar durante los actos del 6 de agosto, en la que participará el presidente Evo Morales con todo su gabinete. Las movilizaciones se realizarán, pese a las advertencias que hicieron organizaciones sociales y autoridades gubernamentales.

“Convocar a todos los bolivianos a la gran concentración y marcha en defensa de la democracia y respeto a la Constitución, el 6 de agosto en Potosí”, se lee en el segundo punto del documento de las conclusiones, firmado por organizaciones como G21.

Te puede interesar:

Los organizadores indicaron que las manifestaciones serán pacíficas y repudiaron las amenazas de organizaciones sociales afines al MAS, como es el caso del secretario de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Teodoro Mamani, quien advirtió el lunes con responder al estilo del tinku (encuentro de enfrentamiento corporal), en caso de que se protagonicen protestas dentro de los actos cívicos por el 6 de agosto en Potosí.

Ayer, el viceministro de Interculturalidad y exsecretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Feliciano Vegamonte, también afirmó que los colectivos del 21F "no tienen derecho" para protestar y mostrar sus carteles del 'Bolivia dijo No'.

También puedes leer:

En la reunión de anoche en Potosí, también declararon “dictador confeso” al presidente Morales por aceptar ser candidato a presidente en las elecciones del 2019, en contra del voto emitido por el pueblo boliviano el 21 de febrero de 2016.

Documento con las determinaciones de la cita: