Escucha esta nota aquí

En nueve años, la inversión pública pasó de Bs 5.098 millones a 33.715 millones. Es decir, se multiplicó más de seis veces. Eso sí, el gasto público, es decir el dinero estatal que se va en pagar sueldos, también se disparó. La planilla estatal de 2005 era de Bs 7.379 millones y hoy día supera los 27.000 millones.

Tras un descenso previsto en alrededor de $us 1.000 millones en la renta del gas, los analistas sugieren al Gobierno bajar la cartera de gastos. Tal vez el de ayer fue el último informe de Morales con incremento continuo de la renta petrolera. Entre 2005 y 2014 pasó de $us 600 millones a $us 5.530 millones. También las inversiones se multiplicaron por 10, de 240 millones a $us 2.005 millones. “Cuando pedíamos nacionalización, los gobiernos impostores nos decían que con nacionalización no habrá inversiones”, recordó el presidente.

El mandatario solo compartió el éxito de su gestión en un sector, electrificación. El país cuenta con un 83,5% de cobertura y el presidente admitió que eso es gracias al trabajo de las gobernaciones. Esta cobertura generó que la demanda energética se duplique. En atención de agua potable Bolivia ha alcanzado la meta del milenio de la ONU, con un 85,2% de los hogares atendidos. Eso supera incluso a los lugares que cocinan con gas, que llega al 74,9%.

Inclusión social
Cuando Evo Morales asumió la Presidencia, en 2006, Bolivia acababa de superar a Brasil en el poco halagüeño mérito de ser la nación más desigual de América Latina. Según datos que ofreció ayer el presidente, en ese momento los ingresos del 10% más rico eran 128% más que el sector más pobre. Ahora esa brecha se ha reducido a 42 veces más. “Este es el socialismo comunitario que busca la igualdad”, pregonó Morales.

Esta mejora también se refleja en el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita. En 2005 era de $us 1.000 por habitantes y hoy es de $us 3.000 anuales por cada ciudadano boliviano.

Con ello también subió el PIB nominal, es decir, todo el dinero que se gasta en Bolivia. En 2005 era de $us 9.521 millones y hoy es de 34.000 millones. Eso quiere decir que la economía se triplicó. Esto implica un crecimiento promedio del 5,1% anual y un aumento de las reservas internacionales de $us 1.714 millones, en 2005, a 15.132 millones en 2014. Esto equivale al 45% del PIB. Con más dinero, el déficit presupuestario, que alcanzaba al 5,2% en 2004, pasó a un superávit de 1,2%. Eso se traduce en una merma del desempleo urbano del 8,5% al 3,2%