Escucha esta nota aquí

Luego de que la semana pasada 17 policías de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) fueran internados en la clínica Foianini (uno falleció), donde les diagnosticaron hantavirus, la tarde de ayer fueron evacuados hacia la misma clínica otros cinco uniformados. Los policías estaban en la zona de Incahuasi de los Yungas, en La Paz, como parte de un contingente realizaba acciones de erradicación de coca excedentaria impulsada por el Gobierno. El informe fue confirmado por el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, que expresó su preocupación por tratarse de una epidemia rara y complicada que ya causó una víctima fatal.

Los cinco internados en Santa Cruz, según el viceministro, están en delicado estado de salud y reciben tratamiento oportuno. En el centro médico se conoció que los agentes están recibiendo los primeros tratamientos y se trata de estabilizarlos. Cáceres también confirmó que en la misma acción que fue ron evacuados hasta Santa Cruz los cinco agentes considerados más graves, también sacaron a 140 que fueron trasladados hasta diversos centros asistenciales en calidad de observación para prevenir cualquier eventualidad.

A ello se suma que en Santa Cruz aún permanecen internados seis de los primeros 17 que llegaron la anterior semana. El viceministro dijo que los Yungas se ha tornado de riesgo para la vida de los agentes y en coordinación con el Ministerio de Salud se toman acciones preventivas de largo alcance. Lo curioso, dijo, es que ni un civil está afectado, solo son los agentes erradicadores.