Escucha esta nota aquí

Marte tuvo en algún momento de su historia un vasto océano tan grande como el Ártico, determinaron científicos de la NASA cuyos trabajos recién fueron publicados.

Estos investigadores también calcularon, mediante el análisis de la atmósfera marciana, que el planeta rojo perdió el 87% de su agua en el espacio.

Cuando en su juventud Marte era aún un planeta húmedo, tenía suficiente agua para cubrir completamente el planeta hasta una profundidad de 137 metros, precisaron en el estudio publicado en la revista Science.

Pero, en realidad, probablemente el agua formaba un océano que cubría la mitad del hemisferio norte del planeta, adonde llegaba hasta profundidades de 1,6 km.

Por su geología, esta parte del planeta ha sido considerada desde hace tiempo por los científicos como la zona más propicia para contener un océano, que debía haber cubierto el 19% de Marte. En comparación, el Atlántico ocupa el 17% de la superficie de la Tierra.

"Nuestro estudio proporciona una buena estimación del agua que había en Marte, al determinar las cantidades que se perdieron en el espacio", dice Gerónimo Villanueva, investigador del centro Goddard de vuelos espaciales de la NASA en Greenbelt (Maryland) uno de los principales autores del trabajo.

"Con esta investigación, podemos entender mejor la historia del agua en Marte", añadió.

Planes de China
China tiene como uno de sus planes futuros la exploración de Marte y de asteroides (como los que se encuentran entre ese planeta y Júpiter), y actualmente lleva a cabo estudios de viabilidad de esa exploración.
Según Ye Peijian, miembro de la Academia China de Tecnología Espacial y director de las misiones lunares del país asiático, los expertos a cargo de los planes de exploración marciana han conseguido solucionar algunas de las principales dificultades, aunque llevará un tiempo superar la actual fase técnica.

Ye hizo estas declaraciones en los márgenes del plenario anual de la Conferencia Consultiva Política, un equivalente del país asiático a una cámara alta con la participación de destacadas personalidades de la política, la economía, la cultura o la ciencia.

China intentó comenzar su exploración de Marte en 2011 conjuntamente con Rusia, a través de la misión no tripulada Fobos-Grunt, pero el lanzamiento fue un fracaso y desde entonces su interés por el planeta rojo se ha reducido