Escucha esta nota aquí

No solo el reportero Carlos Quisbert ha sido afectado en sus derechos. En solo dos meses y medio la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) registró otras 12 denuncias de agresiones contra periodistas, según un informe de su unidad de monitoreo y vigilancia de la libertad de prensa y expresión.

Ocho de estas 13 denuncias fueron por agresiones y atentados, tres por incidentes de acoso judicial y administrativo, una por detención y una alerta por agresiones verbales y amenazas.

Entre los principales agresores de los periodistas están los jueces y policías quienes agreden y detienen a los reporteros mientras hacen su trabajo.

"La prensa tiene la tarea de informar a la opinión pública y, a través de esa información, hacer una especie de fiscalización de la actividad pública", comentó a la agencia de noticias ANF el director ejecutivo de la ANP, Juan León Cornejo.

Entre estas denuncias se encuentra el caso de un periodista de la radio Fides que en enero fue detenido por dos policías durante cuatro horas como sospechoso de un atraco en la ciudad de Santa Cruz.

También un reportero de Radio Suprema que en un operativo antidrogas dos policías borraron sus fotografías obtenidas.

Está también el caso de un camarógrafo de Católica TV, quien sufrió heridas en la cabeza por el impacto de una pierda que lanzaron los choferes que protestaban en la zona de San Antoni.