Escucha esta nota aquí

Los más de 1.000 presos que el pasado martes iniciaron una huelga de hambre suspendieron la medida este jueves tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno nacional a través de la Dirección Nacional de Penitenciaría.

El documento señala los siguientes acuerdos:

1- El prediario se estableció en 8 bolivianos, pese a que los huelguistas exigían que pase de 6 a 25 bolivianos.

2- En el aspecto de la salud, la Gobernación y el municipio se comprometieron a construir un hospital de segundo nivel en Palmasola y el Gobierno nacional a designar los ítems del personal médico.

3- Se determinó también la reconstrucción de las celdas y se iniciará una campaña para buscar la solidaridad de otras instituciones que coadyuven al cumplimiento de esta petición. 

4- En relación a la terapia ocupacional, el Ministerio de Trabajo y el Régimen Penitenciario anunciaron que coordinarán acciones a futuro.

Lee más: Reos en huelga ya superan los 1.000

Lo único que quedaría pendiente es lo relacionado a la igualdad jurídica.
Según los huelguistas, existen algunos privilegios en la aplicación de la ley y exigían que la Ley de Indulto abarque a todos. Sin embargo, desde el Gobierno se ha indicado que aquello no es viable.

Los reos, en tres días de protesta, sumaron más de 1.000 personas en huelga para demandar el cumplimiento de un pliego petitorio que mejore su calidad de vida en el recinto.