Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional se declara “respetuoso” a las decisiones que se asumen en Perú, donde una crisis política deparó la dimisión de Pedro Pablo Kuczynski, mientras que la oposición considera “desafortunado” lo sucedido y aboga por una solución constitucional; en ambos casos, existe expectativa por el que será su sucesor, Martín Vizcarra, un hombre cercano a la administración de Evo Morales y a Bolivia. 

Como experto en relaciones internacionales y viceministro, Hugo Siles anticipó que las relaciones entre ambas naciones no sufrirán grandes modificaciones debido a que existe una “agenda histórica muy consolidada”, que en los últimos años fue “profundizada” con la realización de tres gabinetes binacionales.

Respecto a Vizcarra, la autoridad dijo que la relación entre Evo y el hasta ahora primer vicepresidente peruano es “estrecha y cercana”, al igual que lo fue con el mandatario saliente. Se espera dar continuidad a los acuerdos que existen entre ambos países.

Desde la oposición, la reacción es un tacto más emotiva. El jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, que se reunió con Kuczynski en julio de 2016, en Lima, hace votos “para que la situación política en Perú se resuelva en el marco de la democracia, la Constitución y el voto”, según escribió en Twitter.

La senadora de Unidad Demócrata (UD) Jeanine Áñez atribuyó la salida de PPK a que no contaba con mayoría en el parlamento, además de verse afectado por varios escándalos. “Es desafortunado, lamentamos lo que pasa en Perú, pero que sea un ejemplo para Bolivia, porque los hechos de corrupción en algún momento pasan factura. Ojalá exista una salida democrática”, manifestó la opositora, en referencia al Gobierno de Morales.

Muy cercano a Bolivia

El sucesor de PPK, Martín Vizcarra, visitó varias veces el territorio nacional. En septiembre de 2016 conversó con Evo Morales en Palacio de Gobierno sobre el tren bioceánico, en octubre de ese mismo año recibió en Lima al vicepresidente Álvaro García Linera para hablar del puerto de Ilo y ese mismo mes participó de la Reunión de Alto Nivel sobre Transporte Sostenible de Países en Desarrollo sin Litoral, realizada en Santa Cruz.

En septiembre de 2017 arribó a Cochabamba, donde participó de los actos por su aniversario y estuvo en la inauguración de la Planta de Urea y Amoniaco. 

La presidenta de la comisión de Política Internacional de Diputados, Valeria Silva, consideró que la asunción de Vizcarra “es una buena noticia” porque fue quien firmó el acuerdo sobre el tren bioceánico y siempre destaca las políticas que impulsa el jefe de Estado.

Finalmente, el expresidente Jorge Tuto Quiroga dijo que es “importantísimo” lo que sucede en Perú por la “vieja hermandad histórica” que existe con el país y porque “tiene la llave del candado” que abre el acceso soberano de Bolivia al océano Pacífico, tema sujeto a un litigio con Chile.

Relación bilateral

Tres Gabinetes binacionales
Los ministros de Bolivia y Perú sostuvieron hasta ahora tres encuentros; uno durante la presidencia de Ollanta Humala y dos con el renunciante PPK.

Recibió el libro del mar
Martín Vizcarra, sucesor de Kuczynski, recibió de manos de Evo Morales el texto que recopila la aspiración marítima. 

Aspectos pendientes
El puerto de Ilo, el tren bioceánico, la contaminación del Titicaca, delitos en frontera y otros marcan la agenda bilateral.