Escucha esta nota aquí

El viceministro de Tierras, Johnny Cordero, se reunió este jueves con los representantes de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor) para analizar la situación que está atravesando el sector, agobiado por las bajas cotizaciones y la falta de mercados.

En la reunión se firmó un compromiso escrito para que la autoridad sirva de intermediario con la ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, y le explique la situación que atraviesan los productores, explicó el viceministro a EL DEBER.

"Hemos tocado el tema del maíz, estamos muy preocupados por ello, el maíz ha bajado de precio a nivel mundial, no solo aquí en Bolivia. Ellos tienen una gran cantidad (de maíz) en los silos, están llenos, esto es lo que vamos a representar a las autoridades", señaló Cordero.

Además existe el compromiso de que el Gobierno coadyuve al sector en la búsqueda de mercados externos e internos que permitan que el maíz almacenado sea vendido a buen precio.
?
Vicente Gutiérrez, presidente de Promasor, saludó las buenas intenciones del Gobierno y espera que existan buenos resultados a partir de este acercamiento.

"Estamos iniciando un proceso de análisis y soluciones que abarca varios Ministerios. El camino está trazado, entendemos como positiva la reunión y probablemente tendremos una reunión con la ministra Achacollo para buscar soluciones", dijo Gutiérrez al medio.

Caída de precios

El presidente de Promasor explicó que el costo de venta del quintal está entre 35 y 40 bolivianos cuando debería venderse en promedio a 70 bolivianos. "Con el precio deprimido ahora no van a existir compradores", lamentó. 

El dirigente explicó que los silos superaron su capacidad de almacenaje y si no se consigue dónde comercializar el maíz "probablemente tendrá que pudrirse", por lo que se requieren soluciones urgentes.
?
El Gobierno autorizó que se exporten 150.000 toneladas de maíz, sin embargo, no existen compradores para el grano.