Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno Carlos Romero descartó por completo el diálogo entre el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y el presidente Evo Morales. Advirtió divisiones en esa organización y ratificó la propuesta de instalar el diálogo con ministros.

"Se ha descartado completamente que el presidente Evo Morales tenga una reunión con Comcipo (...) Esta confirmado, no hay voluntad para dialogar y esta es una movilización política", explicó en conferencia de prensa el jefe de la cartera de Gobierno. 

La autoridad explicó que anoche una votación de las organizaciones que protestan en La Paz decidió aceptar el encuentro con ministros de Estado, postura que no fue comunicada formalmente y que quedó nula en un ampliado con otras organizaciones hoy en Potosí. 

"Hay una actitud de mucha manipulación, lo que correspondía era instalar anoche mismo el diálogo con los ministros. Se entorpece cualquier escenario de diálogo. No hay una posición uniforme y la gente va tomando conciencia", precisó Romero. 

El ministro consideró además que la protesta "se va desmoralizando, se va dividiendo, se va desmovilizando y eso internamente deberían calcular los dirigentes del Comité Cívico". Aseguró que se "están excediendo en sus límites" y ratificó que las puertas de diálogo están abiertas. 

No habrá intervención en Potosí

El ministro hizo un llamado a la dirigencia para "flexibilizar" su protesta y propiciar que ese departamento vuelva a la normalidad para que pueda darse un encuentro con autoridades. Aseguró que la Policía no romperá el paro cívico que hasta ahora cumple 15 días. 

"No es normal la situación en Potosí y la población está absolutamente castigada y nos preocupa que ese escenario se lo quiera trasladar a La Paz. No vamos a intervenir, no hemos dispuesto ninguna intervención policial", concluyó.