Escucha esta nota aquí

Funcionarios de las aduanas de Bolivia y Chile se reunirán este viernes y sábado en la ciudad chilena de Iquique para diseñar acciones conjuntas que permitan frenar el contrabando de ropa usada, que afecta a la producción nacional y pone en riesgo la salud de la población.

Marlene Ardaya, presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), dijo que en ese encuentro Bolivia socializará la norma que establece la prohibición de ingreso de ropa usada a Bolivia, y luego analizará con los funcionarios chilenos la nacionalización de ropa usada en la frontera con ese país.

“En la reunión vamos a definir los controles. Tengo entendido que hay plena disposición de nuestra contraparte de reducir el contrabando, de controlar mejor, porque también la industria chilena se ve afectada”, dijo Ardaya en una conferencia de prensa.

En Santa Cruz hay más puestos de venta de ropa usada

Pese a que la importación de prendas usadas está prohibida, proliferan las ferias de ropa internada ilegalmente en la ciudad de Santa Cruz. La Cámara de la Pequeña y Mediana Industria (Cadepia) ha expresado su preocupación y pide mayor control para frenar esta actividad ilícita.

El Decreto Supremo 28761 promulgado en 2006, establece la prohibición de la importación de prendas usadas.