Escucha esta nota aquí

La Central Obrera Boliviana (COB) envió un documento al papa Francisco en la que explica las transformaciones sociales, económicas y políticas alcanzadas en el país durante el proceso de cambio, informó ayer la senadora por el MAS y presidenta de la Brigada Parlamentaria Cruceña, Adriana Salvatierra.

El documento de la COB fue uno de los dos que entregó hoy el presidente Evo Morales durante la entrevista de 27 minutos que sostuvo con el pontífice en El Vaticano. La otra es del Conalcam.

Según Salvatierra, los dirigentes obreros explican en su carta que históricamente fueron relegados por los diferentes gobiernos y, en esta oportunidad, explicaron al papa los beneficios alcanzados en el proceso de cambio. También destacan en un capítulo el rol jugado por la Iglesia católica en Bolivia.

En contrapartida, el primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, Miguel Ángel Feeney (UD), dijo que la reunión entre el papa y el mandatario Evo Morales forma parte de la agenda rutinaria del pontífice, que es abierto al diálogo y siempre está dispuesto a recibir a autoridades mundiales.

Según Feeney, el presidente Morales utiliza esta encuentro con fines políticos y para vender su imagen en el escenario internacional. Está claro que el papa está de acuerdo con cualquier proceso de cambio, pero el jefe de Estado hace uso político para beneficiarse.