Escucha esta nota aquí

La vagoneta Kia Sportage GT Line es la versión de lujo del famoso SUV coreano que en los últimos años logró conquistar la simpatía del público boliviano.

Diseño elegante y aerodinámico, acabado de calidad, equipamiento tecnológico. Son estos los tres elementos que destacamos en este test drive.

El nuevo Sportage se presenta con unos rasgos aun mas marcados de un verdadero SUV. El perfil del techo similar al de un cupé, la distancia entre ejes extendida y los marcos de ventanas totalmente cromados logran un buen equilibrio entre la sofisticación de lujo y la dinámica de este vehículo. La llamativa parrilla está enmarcada por luces antiniebla cuádruples y faros delanteros en forma de almendra integrados en los guardabarros arqueados. Al interior los materiales son suaves al tacto, los acabados de calidad y los detalles marcan la diferencia. La cámara de visión trasera con guía dinamicas ofrece una perspectiva completa de la parte trasera en la pantalla del sistema de navegación. Mientras que en la otra pantalla TFT LCD de 4,2” ubicada en el tablero, se encuentran siempre a la vista todos los detalles más importantes para el conductor. Gracias a la tecnología Clari-fiTM y los 8 altavoces JBL garantizan la calidad de sonido de los MP3s.

El motor de 2 litros de 4 cilindros en línea 16 válvulas, genera una potencia de 157 HP a 6200 rpm y un torque de 191 Nm a 4700 rpm garantizan una aceleración de 0 a 100 km/h es de 11,5 seg.

A bordo

Enseguida se nota la calidad de los acabados: los asientos, parte del tablero, volante y el interior de las puertas son forrados en cuero ecológico.

Muy buena también la disposición de los instrumentos, tanto para regular el aire acondicionado, radio y las varias funciones electrónicas a lado de la palanca de cambio que ahora vamos a descubrir.

Para seleccionar el “drive mode”, modo de conducción,  es suficiente apretar el botón y permite escoger las tres funciones: Normal, Eco o Sport. Tanto el motor como el sistema de tracción inteligente se adaptaran de acuerdo al tipo de carretera que se está recorriendo.

La función “Lock” permite activar la tracción 4x4 cuando el vehículo se encuentra en carreteras de tierra. El asistente de frenado en pendiente, tanto en la subida como en la bajada, son funciones muy útiles al recorrer carreteras de montaña además que marcan la diferencia en cuanto a la versatilidad del nuevo Sportage GT Line.

En la prueba de los conos se advierte de manera marcada la diferencia cuando se activa la función anti derrape, al momento de enfrentar las curvas secas a velocidad arriba de los 50 km/h.

Se destaca sin duda alguna también la caja secuencial de 6 velocidades, fácilmente activable jalando la palanca de cambio hacia la izquierda, para luego pasar a las dos paletas del volante y bajar o subir las velocidades de manera rápida y sencilla.

Muy interesante también en cuanto al mantenimiento. El primer cambio de aceite es a los diez mil km, luego a los 15 mil se hace un simple chequeo y recién a los 20 mil km se hace el segundo cambio de aceite (4,5 litros) y sus relativos filtro de aceite y filtro de aire obviamente.