Escucha esta nota aquí

Tal como estaba previsto, la madrugada de este miércoles gendarmes y "mañaneros" se agarraron a golpes. Sin embargo, el ambiente era tenso desde la jornada anterior cuando los vecinos de la calle Jorori, también entraron en acción al cavar zanjas para impedir el asentamiento gremial en la calle Jorori.

Esta vía pública es disputada por un grupo de comerciantes informales, denominados "mañaneros", que todos los miércoles y sábados, desde las 3:00 hasta las 9:00, venden variados productos. Dicen que esta actividad lo vienen realizando desde hace seis años.

Pero, este sábado fue diferente. Cerca de un centenar de gendarmes, desde las 15:00 del martes, apoyados por un contingente de policías Antimotines, acordonaron la calle a fin de evitar que la clientela de los "mañaneros" ingresen al lugar.

La medida surtió efecto, los vendedores no hicieron de esta calle su mercado hasta las 7:30 de este sábado, hora en la que la Gendarmería se retiró. Sin embargo, antes de esto se habían se habían enfrentado con palos, piedras y golpes.
,

,

Intervención de la Policía 

José Illanes, jefe de la Policía Antimotines de Santa Cruz, relató que la situación fue tensa toda la noche, incluso antes del choque entre gendarmes y vendedores, los últimos se habían enfrentado entre sí

Illanes explicó que poco antes de las 6:00 sus agentes tuvieron que intervenir, cuando los gremiales empezaron a atacar a los funcionarios municipales y estaba empezando la refriega.

Hasta las 8:00 de esta jornada se conoció que la cifra de heridos ascendía a cinco, tres gendarmes y dos "mañaneros"; sin embargo, hasta el mediodía desde la Alcaldía reportaron que el número de funcionarios municipales lesionados subió a 16.
,

#SantaCruz #EstasConectado Los mañaneros vuelven a instalar sus puestos de venta en la calle Jorori de la feria Barrio Lindo. Los gendarmes y policías observan

Posted by EL DEBER on miércoles, 21 de octubre de 2015
,

"Mañaneros" se volvieron a instalar 

A las 7:30, cuando los funcionarios municipales se habían marchado de esta zona, los comerciantes empezaron a instalar sus puestos de venta.

Este conflicto ya es de vieja data, desde hace cuatro meses la Alcaldía, con su plan de reordenamiento de mercados, se enfrenta con este grupo de vendedores informales que se resiste a salir de la Barrio Lindo.

Por su lado, los gremiales aducen que la comuna cruceña no les da garantías de un lugar seguro para vender sus productos.