Escucha esta nota aquí

El presidente boliviano, Evo Morales, pidió este lunes una reunión de emergencia de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC) para asumir la defensa de Venezuela, tras la decisión tácita de Estados Unidos de declarar a este país como una "amenaza" para su seguridad.

"He pedido a mi canciller (David Choquehuanca) consultar a la CELAC y la Unasur para declararnos en estado de emergencia frente a la agresión de (Barack) Obama", afirmó el mandatario boliviano en declaraciones a la agencia estatal ABI.

Morales encargó al canciller David Choquehuanca iniciar las gestiones para que la región asuma una respuesta al decreto firmado por el presidente de los Estados Unidos.

"He pedido organizar una reunión de emergencia de CELAC y Unasur para defender entre todos América Latina y el Caribe, porque Venezuela es parte nuestra", sostuvo.

La declaración de "alerta nacional" es una herramienta para
aplicar sanciones contra un país en determinadas situaciones y que
al presidente de los Estados Unidos le permite ir más allá de lo que
se haya aprobado en el Congreso.

Insulza adelanta panorama complicado

Por su parte, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, afirmó este lunes en La Paz, donde se encuentra de visita protocolar, que la declaración de alerta de EE.UU. plantea un panorama complejo para Venezuela.

Tras una reunión con el presidente de Bolivia, Evo Morales,
Insulza señaló en una rueda de prensa que la decisión del presidente
estadounidense, Barack Obama, es una "categorización de Venezuela de una manera bastante dura" que debe preocupar a todos quienes quieren "mantener una situación de paz y de diálogo" en el hemisferio.

"Venezuela atraviesa una situación difícil y ciertamente esto es
un riesgo complicado
para ellos, no porque vaya a haber ninguna
acción concreta ahora", señaló el secretario general de la
Organización de Estados Americanos (OEA), en declaraciones recogidas por EFE

"Sí se ha tomado algunas decisiones respecto de algunas personas,
pero la categoría de país que significa una amenaza para Estados
Unidos es una categoría complicada que puede crear dificultades en
el futuro
", afirmó Insulza.

Chavismo teme ataque militar

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, que es también uno de los principales líderes del chavismo, fue el primero en reaccionar ante la decisión de la Casa Blanca.

Cabello aseguró que el decreto firmado por Obama demuestra que Estados Unidos está planeando atacar militarmente a Venezuela.

"Lo que viene ya está planificado y debemos decirlo: son ataques
sobre nuestra tierra, sobre nuestro país (...) ataques militares.
Estas resoluciones de emergencia las utiliza el imperio
norteamericano
cada vez que va a atacar un pueblo, para decir que se
siente amenazado", argumentó Cabello en un acto del Partido
Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el céntrico estado Lara.