El director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Yuri Fedotov, recordó que casi 200.000 personas mueren cada año por el consumo de narcóticos ilegales.

"Casi 200.000 personas pierden su vida cada año por sobredosis o por otros problemas médicos relacionados con las drogas", declaró Fedotov al inicio de la Comisión de Estupefacientes de la ONU.

En esta reunión en Viena participan ministros y altos cargos de 53 países, así como numerosos organismos internacionales, con el objetivo de consensuar una posición antes de la próxima sesión especial sobre drogas de la Asamblea General, que se celebrará del 19 al 21 de abril y es el primer encuentro de este tipo en casi dos décadas.

Fedotov recordó que en el mundo hay 27 millones de drogodependientes con problemas graves de salud, de los cuales 12 millones utilizan drogas inyectables como la heroína.

El diplomático ruso también subrayó que el tráfico de drogas y los enormes ingresos que genera son un gran problema en numerosas regiones del planeta, entre ellas, América Central.

Pese a los esfuerzos internacionales el número de consumidores de drogas ha aumentado en casi un 20%, desde los 206 millones de 2006 a los 246 millones en 2013, según recuerda esa organización usando los propios datos de la ONU.