Escucha esta nota aquí

Esponjosas, coloridas y "kawaii" (lindas), las mascotas niponas son un auténtico fenómeno de masas en Japón. Entre ellas destaca Funassyi, una alocada pera que está causando sensación por su carácter gamberro y frenética actividad.

No contenta con triunfar en el país asiático, la mascota no oficial de la ciudad de Funabashi, en la prefectura de Chiba, al este de Tokio, ha convocado a los medios extranjeros para desvelar sus ambiciones internacionales y establecerse como un símbolo de Japón.

Su imagen se estampa en productos como bebidas, bolígrafos, toallas o peluches, y los efectos económicos derivados de este fenómeno frutal han sido bautizados como "Funanomics" (en referencia a la estrategia económica promovida por el actual primer ministro nipónShinzo Abe y popularmente conocida como "Abenomics").

En el país asiático es común que empresas privadas y organismos públicos adopten mascotas para promocionar sus productos y fomentar el turismo.

Surgida de la imaginación de un ciudadano de Funabashi, su aspecto recuerda a un producto característico de la región, la pera ("nashi" en japonés).

Hiperactiva y transgresora, el carácter animado y travieso de esta mascota amarilla, ataviada con un peto azul y una flor de girasol en la cabeza, choca con el comportamiento habitual de sus semejantes, generalmente sosegado y poco parlanchín.

Su fama le ha llevado a desfilar en la semana de la moda de Nueva York y a visitar a Birdie, la mascota de una iniciativa medioambiental de la ciudad estadounidense.

Hace unos meses, Funassyi viajó a Seattle donde participó en una "tomatina", una tradición muy española de la que disfrutó "mucho" a pesar del calor veraniego.

Cada vez son más los seguidores de esta pera, que cuenta ya con clubes de fans en Taiwán, Hong Kong, Estados Unidos y Londres.

Entre sus sueños pendientes se encuentra portar la antorcha olímpica durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokio en 2020, una iniciativa por la que estaría dispuesta a correr el riesgo de perder la flor de su cabeza a consecuencia de la llama.,

Funassyi, la alocada mascota que está revolucionando Japón