Escucha esta nota aquí

El nacimiento de Jesús es sin duda uno de los motivos para reencontrarse con la familia. Es una fecha que nos convoca con mucha paz y amor, pero a veces, también se cruza con la tristeza, especialmente para quienes no pueden estar junto a sus seres queridos en Nochebuena, por diferentes motivos.

Carla y Melva Vargas a cada momento miraban el reloj, pues esperaban ansiosas en el aeropuerto Viru Viru la llegada de su madre, que retornaba de España después de 10 años, en un vuelo de Air Europa.

Ambas portaban un letrero grande en el cual le expresaban su afecto. En cuanto la vieron atravesar la puerta del área internacional, estallaron en llanto de felicidad. No era para menos. La familia ha crecido. Ella dejó a sus hijos solteros, pero hoy están casados y la han hecho abuela. “Esta Navidad será diferente, la familia unida para recuperar los años de ausencia”, dijo la mamá de Carla y Melva.

La Navidad es un acontecimiento oportuno para el reencuentro de las familias. Es por ello que en Viru Viru se congregan veintenas de familias para esperar a sus seres queridos que emigraron al exterior en busca de mejores días.

Muchos llegan después de varios años y son recibidos por padres, hermanos e hijos que los esperan con flores, mensajes de bienvenida, globos e incluso música.

El vuelo de Air Europa, que estaba previsto que llegue a las 6:35, arribó recién a las 7:00, y a decir de los pasajeros estaba lleno, incluso con dificultades para las conexiones pues varios llegaron de Italia, Suiza y España.

De acuerdo con la información de Aasana, todos los vuelos del exterior están llenos en esta fecha, ya que es época alta y con mucha demanda de pasajes. Hay también quienes esperan a sus hijos que trabajan en empresas extranjeras o estudian y, a pesar de que vienen anualmente, sus familias los reciben con inmenso cariño