Escucha esta nota aquí

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este jueves nuevas enmiendas a las restricciones diplomáticas y económicas en Cuba que ofrecen una mayor apertura en viajes, importaciones y acceso a servicios financieros.

Como parte del nuevo acuerdo de entendimiento entre EEUU y Cuba, el Departamento del Tesoro y el de Comercio estadounidenses publicaron los cambios a sus reglamentos que entrarán en vigor este 16 de enero y que liberan varias restricciones.

“Estos cambios van a permitir inmediatamente al pueblo estadounidense proveer más recursos que empoderen a la población cubana para ser menos dependiente de la economía estatal, y ayudar a facilitar nuestra creciente relación con el pueblo cubano”, anunció la Casa Blanca en un comunicado.

Los ciudadanos estadounidenses que opten a alguna de las 12 categorías existentes de viajes autorizado desde Estados Unidos a Cuba pasarán de requerir una licencia específica a una de general. Es decir, que los individuos que cumplan las condiciones no van a necesitar pedir una licencia para viajar a la isla.

Las categorías incluyen viajes gubernamentales, de organizaciones intergubernamentales, medios de comunicación, centros de investigación, proyectos educativos, religiosos y médicos, entre otros.

Además de tener menos trabas para viajar a Cuba, los estadounidenses van a tener más facilidades una vez dentro la isla. Ya no va a haber límites en dólares en gastos autorizados, podrán adquirir bienes cubanos y usar tarjetas de crédito y débito.

“Creemos firmemente que permitir un incremento de viaje, comercio y el flujo de información hacia y desde Cuba va a permitir a EEUU avanzar mejor nuestros intereses y mejorar las vidas de los cubanos”, añadía el comunicado.

Las nuevas medidas también presuponen una flexibilización de las remesas, la cantidad autorizada se amplía de 500 a 2.000 dólares al cuatrimestre y las exportaciones e importaciones de algunos productos.