Escucha esta nota aquí

El Inter de Milán, rival europeo del Barcelona, se impuso por 3-0 este sábado en el campo del Bolonia en la tercera jornada de la Serie A (Primera División) y consiguió su primer triunfo del año tras sumar un solo punto en los primeros dos partidos.

 Los goles del belga Radja Nainggolan, Antonio Candreva y el croata Ivan Perisic, todos en los últimos 25 minutos, decidieron un partido que, pese a la contundencia del resultado final, fue muy complicado para los milaneses.

Los milaneses sufrieron para encontrar espacios en la primera mitad ante un Bolonia muy concentrado defensivamente y que hasta rozó la ventaja en el 9, cuando una gran parada del meta del Inter, Samir Handanovic, evitó el gol del sueco Filip Helander.

El equilibrio fue hasta el minuto 66, en una gran jugada personal de Nainggolan acabó con la resistencia de los boloñeses: recibió un balón en la frontal del área, lo controló con la pierna izquierda y cruzó con la derecha para superar al portero polaco Lukas Skorupski.

Tras pasar un susto en el 73, el paraguayo Federico Santander rozó el empate con un cabezazo, el Inter sentenció el duelo con dos goles entre el 82 y el 85, firmados primero por Candreva y luego por Perisic.

 Fue un triunfo de gran importancia para los milaneses, que tras un millonario mercado de fichajes veraniego habían empezado la temporada con una derrota 0-1 en Sassuolo y un empate 2-2 en San Siro contra el Torino.

 Por su parte, el Bolonia del técnico Filippo Inzaghi sigue sin conocer la victoria (sumó un empate y dos derrotas) y sin poder marcar; nunca en su historia los boloñeses no habían visto puerta en las primeras tres jornadas de la Serie A.