Escucha esta nota aquí

En Bolivia, tres de cada cuatro embarazos en mujeres de 15 a 19 años no son planificados, según datos registrados en 2010 y 2011 por el Fondo de Población de la Organización de Naciones Unidas (Unpfa) y divulgados en La Paz este miércoles.

"Tres de cada cuatro embarazos entre 15 y 19 años no son planificados y muchos de estos son resultados de una relación sexual no planificada, de violaciones y de la dificultad de obtener información sobre anticonceptivos o de recibir servicios de salud sexual y reproductiva", dijo Ana Angarita, representante en Bolivia del Unpfa.

La funcionaria explicó que entre 2010 y 2011 el porcentaje de embarazos se incrementó de 15 a 18%, en adolescentes de 12 y 18 años, lo que evidencia que los embarazos se están dando en grupos más jóvenes, puesto que según datos de la Encuesta Nacional de Salud (Endsa 2008), las edades oscilaban entre 15 y 19 años.

La representante de la Unpfa indicó que en esta gestión junto al Centro de Investigaciones Educativas (Cies) se realizó un estudio en 14 municipios de La Paz, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca, donde se evidenció que el factor principal de los embarazos no deseados es la falta de información.

"Son datos sorprendentes, estas jóvenes no tienen información en cuanto a la sexualidad, que en muchos casos es el resultado de una violación y es por eso que las estigmatizan a las jóvenes, entonces les da vergüenza asistir a un centro de salud, sobre todo eso pasa en las mujeres indígenas", agregó.

Campaña contra la violencia

Por otra parte, manifestó que la institución a su cargo realizó una campaña sobre la prevención de los noviazgos violentos, que tuvo "mucho éxito", porque se reflexionó a las mujeres y varones sobre la necesidad de "empoderarse de una relación sin violencia".

Según datos revelados por la Organización de las Naciones Unidas Bolivia es considerado el segundo país de Latinoamérica con el más alto índice de violencia sexual.

"Según datos siete de cada 10 mujeres en algún momento de su vida ha sido víctima de abuso sexual, y pierde nueve años de su vida en recuperarse", señaló.