Escucha esta nota aquí

La isla mínima, el thriller dirigido por Alberto Rodríguez, cumplió los pronósticos y arrasó en la 29 edición de los Goya, en la que consiguió 10 de los 17 premios a los que aspiraba, entre ellos el de mejor película y director. Por su parte, la argentina Relatos salvajes ganó como mejor película iberoamericana.

Por su parte, El niño, que partía con 16 nominaciones, ganó cuatro Goyas, a dirección de producción, sonido, efectos especiales y canción para Niño sin miedo. La comedia Ocho apellidos vascos, que contaba con cinco nominaciones, se llevó tres: mejor actor de reparto para Karra Elejalde, mejor actriz de reparto para Carmen Machi y mejor actor revelación para Dani Rovira. /EFE