Escucha esta nota aquí

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó este miércoles su apoyo a una campaña para pedir al actor Brad Pitt que no produzca una película sobre el litigio entre la justicia ecuatoriana y la petrolera estadounidense Chevron por una demanda por contaminación de la Amazonía

"Estoy seguro (de) que cuando sepa la verdad va a rechazar participar en esa farsa donde Chevron es la víctima y las víctimas son los victimarios", dijo el mandatario en referencia al proyecto cinematográfico, basado en el libro de Paul M. Barrett "La ley de la jungla" (Law of the Jungle).

La campaña, lanzada a través del portal de internet Change.org y
titulada "#BradDoTheRightThing" (Brad, haz lo correcto), ha recolectado cerca de 2.500 firmas para pedir al actor estadounidense que no filme la película.

La Justicia ecuatoriana condenó a la petrolera Chevron a pagar 9.500 millones de dólares por los daños ambientales y sociales originados por las operaciones de Texaco (luego comprada por Chevron) en Ecuador, entre 1962 y 1990.

Chevron se niega a cumplir la sentencia por considerar que fue producto de una trama de fraude en su contra y ha acusado al Estado ecuatoriano de estar detrás de esa supuesta conspiración, algo negado por el Gobierno y los demandantes.

Invita a Pitt a conocer la zona

En un encuentro con corresponsales de medios extranjeros, Correa reiteró que la petrolera es culpable del desastre en la Amazonía e invitó al protagonista de "Siete años en el Tibet" a visitar la zona contaminada para que conozca la situación. 

"Por supuesto que apoyamos esa campaña", señaló el mandatario, quien rebatió argumentos de la multinacional como que remedió los daños de Texaco, que fue eximida de responsabilidad por el Gobierno ecuatoriano y que la contaminación que se aprecia hoy en la zona fue causada por la petrolera estatal ecuatoriana.

"La verdad es demasiado contundente, no la van a poder ocultar y, dada la contundencia de la verdad", cualquier persona o compañía "que colabore con Chevron será cómplice de la corrupción de esa empresa", espetó.

Según el mandatario, Chevron, "con su poder inmenso" y "con sus millones", lleva a cabo una estrategia de desprestigio a Ecuador, a sus sistema de Justicia, a la petrolera ecuatoriana y al abogado de
los demandantes, Steven Donziger.