La madrugada de este martes, decenas de cohetes eran lanzados como una alerta y las campanas de la Iglesia eran golpeadas por un grupo de jóvenes, que avisaban a los pobladores de Puerto Paila que el nivel del agua comenzaba a subir. El más afectado nuevamente fue el barrio San Juan. En Porongo y parte del norte integrado, también se reportan daños ocasionados por la lluvia.

La bulla y el sonido del agua ingresando a las viviendas, despertó a los lugareños que comenzaron a colocar en lugares altos sus pertenencias, aquellas que salvaron con mucho esfuerzo hace dos semanas cuando se dio la primera inundación en esta zona, perteneciente al municipio cotoqueño.

Esta situación se produce luego de la intensa lluvia caída el pasado domingo y que, como en la anterior ocasión, es achacada por los vivientes, a la falta de circulación del agua en la capital cruceña y que hace que todo ese líquido desemboque en el río Cotoca, produciéndose el rebalse

En el barrio 3 de Mayo, que aún se recupera de la primera inundación, se colocaron defensivos que cumplieron su función ya que el afluente fue desviado y rodeó la zona desembocando en un curichi próximo.

Se espera que las autoridades del municipio inicien las labores de desagüe ante el pedido de los vecinos de llevar motobombas para cumplir con ese trabajo.

La casa de la familia Crespo luce así

Envían ayuda a Porongo

El Comité Cívico Femenino envió ayuda este martes para los afectados por las lluvias en el municipio de porongo. El lote consiste en ropa, alimentos y  medicamentos, sobre todo para enfermedades infecciosas.

Esta ayuda esta siendo acompañada por una brigada médica compuestos por 3 profesionales y dos enfermeras.

Jenny Atalá, presidenta del comité, dijo que en los próximos días se enviará un lote similar para los damnificados de Puerto Paila.

La ayuda fue enviada este martes desde el Comité. Foto: Juan Delgadillo