Escucha esta nota aquí

Pese a caer por goleada ante España (11-0) y perder la medalla de bronce, el seleccionado femenino de fútbol de salón cerró una campaña decorosa con un cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se cumple en Buenos Aires, Argentinas.

Contra todo pronóstico, las jugadoras nacionales con su figura, la cruceña María Cristina Gálvez, llegaron a esta instancia final para luchar por una presea en el evento internacional.

En el partido, la selección arrancó desconcentrada. Apenas 16 segundos, las ibéricas consiguieron el primero mediante Noelia de la Heras que venció la resistencia de la arquera Eunice Rojas. La marca era floja y las rivales no tardaron en aumentar la cuenta. En menos de 30 segundos, la capitana Antia Pérez se mandó dos goles para dejar el marcador 3-0 a favor de España.

Bolivia trató con Gálvez y Michelle Pacheco, hilvanar algunas jugadas desde el fondo pero sus rivales se anticipaban para neutralizar la salida y los pases. Ante una cerrada defensa boliviana, Yarima Miranda aumentó la cuenta con dos zapatazos desde fuera del área para alcanzar el 5-0. Sobre el final de la primera etapa, Elia Gulli con arco vacío selló el 6-0.

En el complemento, Bolivia salió más ordenada en defensa sin poder salir a terreno rival. El gol tardó en llegar a favor de las ibéricas que aumentaron la cuenta mediante Miranda para el 7-0, la ibérica estuvo letal contra el arco de la Verde y pudo meter dos goles más de no ser por dos postes.

El marcador siguió a favor de las europeas con las anotaciones de Marta Lipes y Antonia Martínez que rubricó un triplete, para firmar el 11-0 para la medalla de bronce de las ibéricas.