Escucha esta nota aquí

El ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Charles Flanagan, antes de reunirse con el presidente de Bolivia, Evo Morales, tenía en agenda pedirle explicaciones sobre la muerte de Michael Dwyer, uno de los extranjeros abatidos el 16 de abril de 2009 en el hotel Las Américas, de Santa Cruz. Tras el encuentro, ni Bolivia ni Irlanda dieron ningún informe a la prensa.

"Aprovecharé la oportunidad de la visita del presidente Morales para plantear al más alto nivel político el caso de Michael Dwyer, que murió trágicamente en Bolivia en 2009 y cuya familia está ansiosa por establecer los hechos que rodearon a su muerte", señalaba un comunicado de la Cancillería de ese país, previo al encuentro. 

Conoce más: Policía declara por seis meses en juicio por terrorismo

El mandatario nacional arribó este sábado a Irlanda y se reunió con su homólogo Michael Higgins,, y con el jefe de la diplomacia de ese país. Luego de la reunión no se produjo ningún contacto con los medios de comunicación que diese a conocer los temas abordados, según cita el portal de "Bio Bio".

Durante 2014 llegó a Bolivia Caroline Dwyer, la madre del extranjero, y explicó que en los cinco años que pasaron desde que su hijo fue "asesinado" se logró reunir un “cuerpo significativo de información” que cambia por completo la versión oficial de las autoridades bolivianas.

Lee también: Oposición le recuerda al Gobierno el caso terrorismo

Los antecedentes del caso indican que la madrugada del 16 de abril de 2009 perdieron la vida el boliviano-húngaro Eduardo Rózsa Flores, el rumano Árpád Magyarosi y el irlandés Michael Dwyer, supuestamente involucrados a un plan que incluía acabar con la vida del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera. 

Cabe recordar que Morales cumple una gira europea. En Irlanda permaneció cerca de dos días. Después de los actos oficiales se trasladó a Francia.