Escucha esta nota aquí

El último viernes del año, encontró a los norteños divididos en torno al conflicto que mantienen los médicos del país en rechazo al artículo 205 del nuevo Código de Sistema Penal y del DS 3355.

A primeras horas de este viernes, un buen número de médicos, enfermeras y otros trabajadores de salud de los hospitales públicos y clínicas, acompañados de líderes cívicos y pobladores, salieron por las calles de Warnes en una marcha en apoyo a las movilizaciones que pretenden conseguir la revisión y derogación de las nuevas normas impulsadas por el Gobierno.  

Cerca de las 10:00, se repetía la misma fotografía en Portachuelo, pero esta vez la movilización era liderada por el Control Social, Comité Cívicos, instituciones del transporte entre otras a las que se sumaron los médicos y trabajadores de salud para luego de marchar por las calles principales instalar un bloqueo al ingreso de la capital de la provincia Sara.

A la misma hora, en Montero, a la Cabeza del Colegio Médico Provincial y la Federación de Trabajadores de Salud del Norte Integrado, marcharon por el centro de la ciudad con petardos y pancartas, hasta llegar a la plaza principal.

En este lugar, más precisamente en la Casa Municipal de Cultura, se encontraban los trabajadores de los centros de primer nivel de Montero, que a convocatoria de la Dirección Municipal de Salud asistieron a un taller para explicar los alcances del artículo 205 del nuevo Código de Sistema Penal, con lo que aseguran apoyan la suspensión del paro médico.

Al llegar la marcha, los funcionarios, cuyos salarios son pagados por la Alcaldía, abandonaron la Casa de la Cultura, mientras que sus colegas que están en contra de la normativa se quedaron en la plaza en su protesta.

“Son funcionarios que están obligados a apoyar al Gobierno, porque sus contratos dependen de la Alcaldía y si no acceden a lo que les obligan, pues pueden perder los contratos que firmarán para el próximo año”, reveló Gaby Orellana, presidenta del Colegio Médico Provincial, en alusión a sus pares que piden suspender el paro.