Opinión

... Cara a cara

El Deber 28/9/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

Carlos de Mesa y Jorge Quiroga han quedado libres de sus juicios por los casos Quiborax y Petrocontratos. El sorpresivo anuncio lo hizo Evo Morales y tiene un alcance excepcional por la coyuntura del fallo de La Haya en la demanda a Chile. El presidente busca dar así una señal de unidad en un tema de Estado. Es evidente que los dos exmandatarios se han sumado activamente a la causa, lo que resulta positivo. Es una buena señal hacia el exterior. Hacia lo interno, la concesión no garantiza que se suavizará la confrontación en la etapa electoral que se avecina. Lo concreto es que Carlos de Mesa y Jorge Quiroga por ahora no correrán el riesgo de quedar inhabilitados en caso de candidatear. Al menos se abre un resquicio para la competitividad electoral sin el acoso judicial del MAS. 

Evo Morales y Donald Trump estuvieron cara a cara por primera vez desde que son presidentes. Solo dos asientos los separaron en la asamblea de la ONU. El mandatario de EEUU le dio la palabra y el de Bolivia lo encaró con duras críticas sobre el respeto a la democracia, a los derechos humanos y a la justicia. Trump no ha respondido, pero sí la oposición de nuestro país, a la que le parece una contradicción que Morales reproche al gobierno estadounidense, cuando aquí se niega a acatar el 21-F y cuando hay cuestionamientos a la calidad de la justicia y al respeto de los derechos humanos.

A casi dos meses de las denuncias de compras de bandas con supuesto sobreprecio y del contrato con Mahs, se anunció la destitución y sanciones a funcionarios del Concejo, además de la disolución del contrato de publicidad en la vía pública. Hay que destacar que se han dado pasos para corregir errores. Ojalá no ocurran reincidencias y se nos garantice por siempre transparencia.