Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Gobierno dará inició el próximo martes en Santa Cruz a la campaña nacional para el registro voluntario de armas de fuego de uso civil.

La acción se constituye en la primera fase para obtener la autorización legal de los aparatos antes de que se procedan a los operativos de requisa y decomiso, según lo establecido en la Ley 400 de Control de Armas de Fuego, Munición, Explosivos y otros materiales relacionados.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez, explicó que la campaña de registro voluntario comenzará oficialmente el 1 de septiembre en las capitales de los nueve departamentos.

Las personas que posean un arma -de uso civil permitido- deberán apersonarse a las oficinas previamente dispuestas para esa tarea donde se tomarán los datos del dispositivo y del propietario, cuya identidad será protegida.

La acción tendrá una duración de 180 días en los que, además de proceder con el registro legal, el dueño seguirá otras fases de cumplimiento de requisitos hasta obtener la licencia de la tenencia del arma, de portación o traslado, y finalmente de uso para el fin determinado previamente justificado y permitido.

El Decreto Supremo 2175 que reglamenta a la normativa 400 clasifica en su artículo 4, numeral 3, que las armas de fuego de uso civil son: individuales para defensa personal, como por ejemplo las de calibre 22; las de caza; las deportivas; y las antiguas, históricas o de colección.

Operativos de decomiso

En conversación con ANF, Pérez resaltó la importancia de registro porque una vez que el plazo de seis meses concluya se procederán a hacer los respectivos operativos de búsqueda de decomiso y armas que no tengan registro legal en el territorio. Al respecto, la norma nacional prevé un Plan Nacional de Desarme Voluntario.

Desde la cartera ministerial se identificó que uno de los tres ejes que multiplican la inseguridad ciudadana es uso descontrolado de las armas de fuego. Los otros dos factores son el consumo excesivo de alcohol y el que Bolivia sea un país de tránsito o "puente aéreo" del narcotráfico.

De acuerdo con su reporte, en Bolivia existen 7.300 armas de fuego registradas y la mayor cantidad de ellas se concentran en La Paz (2.653), Santa Cruz (2.808), Tarija (1.008) y Oruro (569).

"Llama mucho la atención. Según información extraoficial de la Policía y sondeos que se han hecho, en nuestro país existe un número considerable de armas que por nada se acerca a esta cifra tan baja de armas registradas", mencionó.