Escucha esta nota aquí

Fuertes lluvias aquejan varias regiones del oriente boliviano. Este jueves una intensa tormenta azotó Guayaramerín y en pocas horas convirtió las calles en ríos.

En el municipio beniano, muchas calles quedaron intransitables pero no se registraron daños personales. Lo mismo ocurrió en Puerto Quijarro (Santa Cruz) donde llovió la noche del miércoles y gran parte de este jueves.

En San Ignacio de Moxos (Beni) las lluvias también han sido constantes y muchas casas se han derrumbado, sin dejar heridos.

Mira el video, en la parte superior de la nota, de cómo quedaron las calles de Guayaramerín este jueves.