Escucha esta nota aquí

Un fuerte encontrón se dio la mañana de este miércoles en pleno centro paceño entre la Policía y miembros de la caravana de discapacitados que llegó a La Paz para exigir el pago de un bono mensual.

El conflicto se inició cuando los manifestantes intentaron superar las barras metálicas que fueron colocadas en las calles lo que provocó la reacción de los efectivos policiales que debieron usar agentes químicos para dispersar al grupo protestante.

"Vamos a tomar acciones y pedir a la población que nos apoye ya que es a nivel nacional. En La Paz existe un 70% de personas con discapacidad", dijo a ANF, Jorge Flores, presidente de la Confederación Boliviana de Personas con Discapacidad (Cobopdi).

Niegan gasificación y señalan infiltrados

En horas de la tarde, el Gobierno dio informe de lo sucedido y negó la represión. El viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, denuncio el miércoles por la tarde la presencia de infiltrados entre las personas con discapacidad que intentaron ingresar a la Plaza Murillo y negó la utilización de gases lacrimógenos contra esas personas, como informaron varios medios locales.

"Queremos desmentir esas versiones antojadizas en sentido de que se haya agredido a los discapacitados, en ningún momento ningún ciudadano con capacidades distintas ha sido agredido por ningún funcionario de la Policía. Lo que ha sucedido frente a la agresión de estos sujetos encapuchados es que los policías han lanzado un pequeño rocío de agentes químicos, no a los discapacitados, sino a estos tres sujetos claramente señalados en el video", explicó en conferencia de prensa.

Defensor lamenta acción policial

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, reprochó la acción de la Policóa y recordó que el presidente Evo Morales, cuando era dirigente sindical, organizaba acciones de protesta similares a las realizadas este miércoles.

"Hacemos conocer nuestra más absoluta y drástica condena por la gasificación de la que fueron objeto, sin ninguna consideración por su larga caminata, su estado de indefensión y alta vulnerabilidad y sin reparar que entre el grupo se encontraban personas adultas mayores", agregó.

Piden renuncia del que dio la orden

El presidente de la Confederación Boliviana de Personas con Discapacidad, David Cayo, exigió la tarde de este miércoles la renuncia de quien haya ordenado el enrejado de la plaza Murillo y la posterior "gasificación" a personas con discapacidad.

"Las personas con discapacidad estamos crucificadas porque por primera vez en la historia han construido rejas de altura (para cerrar la plaza Murillo), por tanto pedimos la renuncia de quien haya autorizado eso y también pedimos la renuncia de quien ha autorizado para que nos gasifiquen", dijo Cayo, en entrevista con radio Erbol.,

n