Escucha esta nota aquí

En el marco del encuentro bilateral, Bolivia suscribió este martes un acuerdo de intercambio para vender 400 megas (MW) de energía eléctrica a la Argentina y se comprometió a suministrar más de 500 megas a futuro, con el desarrollo de proyectos hidroeléctricos en la frontera de ambos países.

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, confirmó que en una primera etapa se construirá una línea de transmisión en 500 kV entre la subestación de Yaguagua y la subestación de Tartagal para después ejecutar la segunda fase con la interconexión Tartagal – San Juancito.

Según el acuerdo suscrito, el tendido de la línea será de 110 kilómetros de longitud, que permitirá la integración energética con Argentina. En un plazo de 30 días se firmará el contrato de compra-venta de electricidad.

También se acordó incrementar la exportación de energía eléctrica al vecino país, con el desarrollo de proyectos hidroeléctricos, con una inversión de $us 2.000 millones, de los cuales $us 463 millones están destinados a la ampliación de la Termoeléctrica del Sur.

El presidente de ENDE, Eduardo Paz, mencionó que en los planes está construir las represas de Carrizal para generar 347 MW, Cambarí de 93 MW, Arrazayal de 83 MW y Las Pavas de 75 MW. Entre los cuatro proyectos se tendrá una capacidad de generación de 598 megas (MW) de energía eléctrica.

A la firma del acuerdo asistió el presidente Evo Morales Ayma, que resaltó la profundización de la integración energética entre Bolivia y Argentina que apuntan a su complementariedad económica.

¿Cuánto es 400 megavatios?

La cantidad de energía eléctrica que Bolivia venderá a Argentina supone un impulso eléctrico importante para ese país. Para hacer una relación, una fábrica grande puede llegar a consumir 1 megavatio por día y una casa mediana gasta en un mes entre 0,35 y 0,5 megas, según informó la empresa Energía Renovable Alternativa (ERA).

Tecnología para investigación nuclear


Otro de los acuerdos consiste en que Bolivia se beneficiará de tecnología para un centro de investigación nuclear con fines médicos.

Los ministros de Planificación argentino, Julio de Vido, y de Energía boliviano, Luis Alberto Sánchez, se reunieron para discutir un acuerdo marco de integración en materia energética, transferencia de tecnología nuclear e hidrocarburos.

Sobre la tecnología nuclear, el ministro argentino de Vido manifestó que "se ha escogido el mejor camino de la energía nuclear en términos pacíficos y la mejor es la medicina nuclear".