3000 personas disfrutaron la imponente presentación de 100 años de rock, de la Orquesta Municipal de Santa Cruz, hasta ahora su concierto más visto que se llevó a cabo del 15 al 21 de este mes, con 10 funciones a sala llena. La Casa de la Cultura se convirtió en el escenario para que temas como Bohemian Rhapsody, de Queen, Crazy, de Aerosmith y The Wall, de Pink Floyd, sean interpretados con violines, chelos y clarinetes, entre otros instrumentos de música clásica.

El show
A diferencia de sus últimas presentaciones la cantidad de entradas disponibles no abastecieron y mucha gente se quedó afuera.
El lunes se definirán el lugar y los días en las que 100 años de rock volverá recargado. Para Marvin Montes, director del evento, el éxito se debe al público, con quienes está muy agradecido por tanto cariño, el ‘feedback’ que les dan es el motor para crecer.

Al ser subvencionados por el Municipio, el show, que cuesta alrededor de $us 25.000, tiene como precio máximo de las entradas Bs 50. “No tendría sentido que una orquesta municipal no sea accesible al público”, afirma Montes.

Los comentarios
“Qué buen espectáculo 100 años de rock. Para aplaudir de pie”, comentó Roberto Antelo, el ex Dixie.

“Justificado el éxito, Arduz logra formar un buen grupo, sin duda uno de los grandes momentos es la actuación de la pequeña pero gran cantante Irene Torrico”, dijo René Hohenstein, director del elenco Casa Teatro.
“Siempre innovan con nivel altísimo, los arreglos son muy bien elaborados. Fue uno de sus mejores conciertos”, cree Alejandro Apodaca, cantante de Doble A.

“Increíble, estos apasionados artistas hacen que todos amen la música, con ellos la franja que divide lo real de la fantasía se diluye. Los admiro y los envidio como músicos, y encima son buenas personas”, afirmó Daniel Pesce, vocalista de Track