La declaratoria de rebeldía contra el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas quedó sin efecto la mañana de este sábado luego que un Tribunal de Garantías aceptara la acción de libertad presentada a favor de la primera autoridad del departamento.

El gobernador no estuvo presente en la audiencia que falló a su favor y fue representado por un equipo jurídico que rebatió los argumentos en los que se basó el juez Erwin Jiménez para declararlo en rebeldía.

El caso tiene que ver con una acusación realizada por la aplicación del Estatuto Autonómico de Santa Cruz a través de una ley departamental de 2008 que no tenía reconocimiento del Poder Ejecutivo nacional.

Esta acción de libertad también favorece a los otros ocho coimputados que fueron declarados en rebeldía, entre ellos Roly Aguilera y Vladimir Peña.

Los legisladores de Demócratas en Santa Cruz ratificaron este sábado que denunciarán al juez Jiménez por el delito de prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución, ya que consideran que sus acciones fueron movidas por intereses políticos.