Escucha esta nota aquí

Los conductores del transporte público de la ciudad de La Paz decidieron finalmente no incrementar en 0,50 centavos sus tarifas, pese a que en la víspera anticiparon que lo harían. La Alcaldía desplegó hoy personeros para evitar que la medida unilateral se ejecutara. 

"El servicio que se presta es malo y pésimo, la población no se va a prestar a este tipo de chantajes", dijo el secretario municipal de Movilidad, Ramiro Burgos.

Conoce más: Conflicto en La Paz deja 40 arrestados y tres heridos

El jueves se cumplió un paro del sector, durante una marcha los choferes apedrearon predios municipales. Además dieron "chicotazos" a conductores que sí trabajador, ocasionando hechos de violencia. 

Hoy la representación nacional del sector se reunió con el presidente Evo Morales para hablar de diversos temas. Al salir de Palacio de Gobierno, Isamel Fernández, su ejecutivo, dijo al alcalde paceño, Luis Revilla, que "o atiende las cosas o que deje de ser alcalde. Va a seguir la movilización".

Lee también: La Paz y El Alto viven una jornada de bloqueos


"Acá hay un responsable, es el alcalde Revilla, que más que atender las demandas del pueblo, está haciendo por el Sí o el No. Hemos agarrado infiltrados de la Alcaldía, estaban rompiendo vehículos", agregó el dirigente. 

Informó que con el primer mandatario se hablo de "una propuesta de renovar con un producto ruso y un producto coreano, hay una propuesta y la vamos a analizar con los compañeros. Nos han invitado a visitar las fábricas y vamos a ver. Tenemos la necesidad de cambiar nuestro equipo de trabajo".