Escucha esta nota aquí

19/04/2015

Dos de cada tres cruceños están contentos con su trabajo. La proporción aumenta a ocho de cada diez cuando se le consulta si está satisfecho con su horario laboral. Es más, un 65% cree que puede aplicar sus conocimientos y destreza en el trabajo que desempeña e incluso seis de cada diez se encuentran satisfechos con los ingresos que ese empleo le genera.

En general, los indicadores laborales de Santa Cruz, según la encuesta del PNUD, solo se parecen a los nacionales cuando se le consulta sobre el ambiente laboral, sobre el clima que los vecinos de escritorio crean en el lugar de trabajo. Ahí la satisfacción cae a la mitad de los encuestados, muy parecido al resto del país.

La sicóloga social Isabella Prado considera que tal vez esto se explique porque buena parte de la economía local está constituida por trabajadores a cuenta propia, que hacen su propio ambiente laboral y sus propios horarios.

En la ciudad de La Paz, donde un 29% del mercado laboral es funcionario público (tres veces más que en Santa Cruz), la satisfacción es baja. Ocupa el último lugar de satisfacción casi en todas las categorías y el indicador casi se congela en el ambiente laboral. Solo cuatro de cada diez consultados se siente a gusto. El único indicador en el que se acercan un poco a la felicidad laboral cruceña es en los horarios.