Escucha esta nota aquí

Cuando el estadounidense Jack White compuso el tema Seven Nation Army (séptima estación del ejército) en 2001, jamás se imaginó que su tema se convertiría en un ícono para los hinchas del fútbol. En Rusia 2018 ha sonado en la previa de todos los partidos y en la final de este domingo entre Croacia y Francia no será la excepción. La melodía es ya un ícono de los aficionados que la corean casi como un himno.

La historia dice que por primera vez se la cantó en un estadio el 22 de octubre de 2003. Fueron los hinchas del Brujas de Bélgica que escucharon la canción en un bar de Italia y ese día la asumieron como suya para hacerla retumbar durante el duelo ante el AC Milan por la Champions. Lo más increíble que fue justamente en Italia donde el tema ganó mayor fuerza tras haber sido ‘apropiados’ por los ‘tifosi’ de la Roma.

Seven Nation Army es como un himno para los hinchas. Edición: Alexander Vidal Avalos

Pero donde Seven Nation Army explotó a escala mundial fue en la Copa del Mundo de Alemania, en 2006. Los romanos la llevaron a los estadios alemanes y el entusiasmo se apoderó porque ese año Italia terminó coronándose campeona tras vencer a Francia en la final. A partir de ahí ya no se detuvo y la UEFA, primero, y después la FIFA, optaron por tomarla como suya sonando en las Euro de 2008, 2012 y 2016.

En Sudáfrica 2010, Brasil 2014 también se la escuchó, pero este año, en Rusia 2018, la FIFA optó por instalarla oficialmente previo a cada uno de los partidos. “Jamás imaginé que se fuera a convertir en una canción tan popular”, admitió White. Además, los hinchas suelen adaptar la melodía a sus propias selecciones como lo hicieron los mexicanos con el ya clásico “el ‘Chuuucky’ Lozano…, el Chuuucky’ Lozano”.

La historia de la canción es de un hombre que se aleja de su ciudad y que al sentirse solo, estando en el ‘exilio’, decide volver. No hay nada ligado netamente al fútbol, pero la melodía, grabada por primera vez con una sola guitarra, es tan pegajosa que ahora es difícil imaginarse un partido de fútbol sin escucharla. En Europa suena también cada vez que marcan el Atlético de Madrid y el Bayern Múnich.

También puedes leer:

Este domingo en la gran final del Mundial que disputarán Francia y Croacia, volverá a escucharse por última vez en esta Copa y sin duda que será un momento para disfrutar como ya lo hicieron los aficionados que asistieron a los anteriores 63 duelos. La FIFA, ya con Gianni Infantino como presidente, busca darle a los hinchas lo que ellos piden y Seven Nation Army es una de esas cosas.

“Me siento honrado de que los italianos hubieran tomado la canción como propia. No hay nada más hermoso que abrazar la melodía y permitirle que ingrese al panteón de las más populares”, dijo White. Su tema ya es un ícono del fútbol y en realidad la letra no ha importado en este Mundial ya que a los hinchas les ha bastado con tararearla para así disfrutar de un buen entremés antes del plato fuerte.