Escucha esta nota aquí

El Castillo de Arena, la investigación brasileña a las empresas Odebrecht y Camargo Correa, identificó a tres personas bolivianas –establecidas con iniciales– que habrían recibido los sobornos de parte de las constructoras. Existen indicios de que dos de ellas coinciden con exautoridades que trabajaron en las gestiones de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa, y quienes realizaron varios viajes a Perú y Brasil, países donde operaban las compañías que entregaron pagos ilícitos para lograr adjudicarse obras públicas.

La investigación lanza tres iniciales: C.M., C. Morales y G.G.-S.N.C. La segunda persona es parte de una de las hipótesis que lanzó la indagación de la comisión mixta. Se trataría, según el informe de la comisión que investiga, de un exministro de Energía de Víctor Paz Estenssoro en 1987 que también fue ministro de Vivienda y de Hidrocarburos de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Según reportes de prensa, como ministro de Energía fue acusado de usar sus influencias políticas para favorecer a la empresa brasileña Andrade Gutiérrez, de la que fue socio, con las cláusulas de adjudicación del proyecto carretero Chimoré-Yapacaní, que elevó el costo de 60 a 200 millones de dólares.

Esta persona es parte de la investigación legislativa boliviana y es una de las hipótesis que maneja la instancia referente a una de las iniciales que lanzó la indagación que realizó la Policía Federal del Brasil.

El principal sospechoso

Durante la segunda presidencia de Sánchez de Lozada, el exministro tuvo a su cargo el tema de la infraestructura vial. Según la investigación legislativa, coincidió 21 veces en Lima con Marcos de Moura Wanderley, CEO de Camargo Correa en Perú. Con este empresario también coincidieron en Brasil en ocho oportunidades. Este trabajo se hizo de acuerdo al cruce de datos de flujos migratorios.

Jorge Barata fue el representante de Odebrecht en Lima. La exautoridad coincidió con este empresario brasileño en Perú en 25 oportunidades y dos en Brasil. Además viajó en 30 ocasiones a Miami, Estados Unidos, cuatro veces a Argentina y una a Chile. Todos estos periplos se realizaron entre los años 2000 y 2010. Este medio accedió a datos de las oficinas de Migración de Bolivia y Perú y parte de la investigación de la comisión legislativa peruana.

En la página 37 de la investigación Castillo de Arena se establece que se destinaba 18.750 dólares por el trabajo realizado en el tramo caminero Roboré-El Carmen y la persona beneficiada por el dinero fue C. Morales. También se hace notar que era el pago número 16 de las 24 cuotas establecidas, lo que hacía un monto total de $us 450.000.

“Cuando fui ministro, el SNC era una entidad institucionalizada, que tenía toda autonomía de gestión, no dependía de ningún ministerio. El SNC era el que adjudicaba y contrataba”, declaró el exministro en una anterior oportunidad. En estas fechas estuvo en el exterior, según allegados.

La inicial C.M. puede tener tres coincidencias, según la presunción de la comisión mixta. Se manejó el nombre de Carlos Mesa, pero el expresidente lo rechazó. Las otras personas que pueden coincidir con un exministro y un exviceministro de Mesa. El primero fue posesionado el 11 de noviembre de 2004 como ministro de Hacienda por Mesa. El segundo fue viceministro de Energía del ahora candidato presidencial.

El exministro de Mesa, ahora en el exterior y según su declaración a la comisión legislativa, impulsó un decreto supremo para continuar con la licitación para la construcción de la vía Roboré-El Carmen, pese a que la propuesta de la empresa constructora Camargo Correa no cumplía con el pliego de especificaciones.

La exautoridad coincidió 19 veces con De Moura en Lima y una en Brasil. Mientras que en 18 ocasiones estuvo en Perú cuando Barata estaba en ese país, según el informe de la comisión legislativa peruana.

Mientras que el exviceministro coincidió en Perú cuatro veces con el CEO de Camargo Correa en Lima y nueve veces con Barata en la capital peruana. Además, se investigó los viajes de Carlos Alarcón, abogado de Mesa; Jorge Peredo Flores, exgerente del SNC; Luis Landívar Pereira; exgerente de Construcciones del SNC; y a Mario Moreno Viruez, exministro de Rodríguez Veltzé.

La indagación de las cuentas
Solo se conoce el movimiento bancario de Carlos Mesa, ya que renunció al secreto bancario. Los otros siete investigados están sin nombre.

La comisión mixta legislativa pidió informes a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) para detectar movimientos bancarios sospechosos de las personas investigadas. Son ocho exfuncionarios que están en la indagación, incluido el expresidente Carlos Mesa Gisbert.

El informe de la comisión solo da a conocer el nombre de Mesa, ya que el ahora candidato presidencial renunció al secreto bancario.

La diputada oficialista Susana Rivero detalla que Mesa tiene 16 cuentas bancarias en cuatro bancos y una mutual.