Escucha esta nota aquí

La Cancillería argentina ha desmentido la nota publicada por el diario Clarín el martes, titulada “Alerta en la Cancillería por manejos en la embajada en Bolivia”. Califica la historia de "falsa, mal intencionada, parcializada y utilizada con la clara intención de desinformar".

El artículo hace referencia a trámites supuestamente irregulares para lograr la extensión de la visa y para obtener franquicias para un agregado militar de la Embajada en La Paz, el comodoro Edgardo Sigler.

El pedido de renovación de visados para Sigler, responde la embajada a Clarín, se hizo conforme a las normas vigentes. El otorgamiento de prórrogas de permanencia para diplomáticos en el exterior, asegura la legación, es una práctica habitual "por motivos inherentes a la función y debe ser debidamente fundamentado y aceptado por la Cancillería local".

En el caso en cuestión, explica el comunicado del ministerio argentino de Exteriores, la Cancillería boliviana extendió la prórroga al comodoro para su permanencia en Bolivia del 27 de octubre al 15 de noviembre de 2014, fecha en la cual el funcionario regresó a su país.

El artículo de Clarín, concluye el comunicado de la cancillería argentina, omite "maliciosamente" hacer mención a la existencia de documentos bolivianos que avalan el accionar de la embajada.

Asegura que el diario "tuvo el claro propósito" de afectar a funcionarios que actuaron sin apartarse de la legislación boliviana y de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas entre estados.