Escucha esta nota aquí

Ana Claudia Arruda, procesada por complicidad en concusión dentro del caso de la red de extorsión relacionada con el exfiscal Marcelo Soza, se sometió a un juicio abreviado, pero no logró salir en libertad pues la audiencia no se realizó.

La mujer, que permanece detenida en Palmasola, acudió al juzgado donde la jueza Eneas Gentile debía dictar el fallo; sin embargo, la audiencia se suspendió por la inasistencia de los fiscales.

Según las pesquisas, en mayo de 2010 Arruda alojó en su casa a Soza y otros abogados y supuestamente desde allí contactaron a familiares de procesados en el caso terrorismo.

Los contactos fueron extorsivos, según la denuncia del empresario Zvonko Matkovic, quien dijo que pagó $us 50.000 por la libertad de su hijo, Zvonko Matkovic Ribera (procesado por terrorismo), pero que esto no se cumplió.

Otro de los acusados de hacer cobros extorsivos fue el policía Juan José Laguna, edecán de Soza, que fugó a Brasil en busca de asilo.

La senadora Carmen Eva Gonzales dijo que el juicio abreviado es una evidencia de que hubo extorsión y lamentó la ausencia de los fiscales