Escucha esta nota aquí

El colectivo Arterias Urbanas quiere consolidar su labor artística este 2016, para ello el proyecto Casa Martinica, que servirá de espacio para mostrar trabajos de sus integrantes, presentar a otros artistas y, además, dar talleres.

Arterias Urbanas fue creado en 2009, y Casa Martinica -que funcionará en el Resto-bar Martinica (Ayacucho # 340)- será el punto para eventos de artistas cruceños y de Bolivia en general, indicó Óscar Sosa, uno de los miembros de ‘Arterias’.

Sostenimiento
La idea de la Casa Martinica surge debido a la necesidad que tiene el colectivo de darle continuidad al proyecto de la Escuelita de Arte que llevan adelante en el Centro Cultural del Barrio Oriental.

En la Escuelita, el colectivo enseña a los niños que la visitan diferentes disciplinas, desde musicales hasta arte urbano. Pero al hacerlas en un espacio que pertenece a la municipalidad, no pueden realizar actividades en las que tengan que cobrar dinero, y de esta manera sostenerse. Ahí es donde entra Martinica, cuyos propietarios les ofrecieron el espacio para ayudarlos en su labor.

Hace unos días dieron el punto de partida al proyecto con una velada en la que hubieron números de danza y musicales, entre otros, y lo recaudado fue para la Escuelita de Arte.

Reacondionamiento
Por ahora, Arterias Urbanas está haciendo trabajos de reacondicionamiento de las instalaciones de Martinica.

Lo que se quiere es que el lugar sea un espacio colaborativo, de autogestión, que funcione como galería y también como sala de conciertos.

“A largo plazo, se busca que funcione para residencias artísticas”, apuntó Sosa