Escucha esta nota aquí

El vicepresidente Álvaro García Linera calificó como "patética y bochornosa" la propuesta política opositora que presenta candidatos que representan la vieja guardia de los años 80, que no plantea programas ni renovación real y lamentó que las plataformas ciudadanas asuman estos liderazgos como propios, cuando son resabios del pasado.

Criticó la forma "patética y bochornosa" en la que se ponen en escena las alianzas opositoras. "Aparecen como candidatos Carlos de Mesa, Víctor Hugo Cárdenas, Manfred Reyes Villa, Jaime Paz Zamora, hablan de nueva política y en el fondo es la vieja estructura de los años 80 y 90 que vuelve a aparecer en escena como únicas posibilidades, falta Gonzalo Sánchez de Lozada, el tiranosaurio Rex y con eso está la promoción completa de viejos políticos.

Luego se preguntó: "De qué renovación de la política hablan, cuando nos colocan a viejos liderazgos. Lo segundo patético es que en estas alianzas no he oído una sola propuesta. ¿Qué hacemos con el gas?, ¿una carretera?, ¿qué hacemos con el gas?, nada, todo es quién será el diputado en la franja de seguridad, el senador. Una repetición de esa forma ambiciosa y personalista de la política que se vivió en los años 90", complementó.

Se refirió a que hay un apego a un "ciudadanismo" que criticó. "La ciudadanía siempre fue una conquista popular, plebeya, colectiva, fruto de revoluciones. Nuestros aristócratas de la política hacen ejercicio de un ciudadanismo antipopular, antiplebeyo, antisindical. Quieren colocar a la ciudadanía como oposición al sindicato, a lo popular, y resume una posición muy retrógada. Yo pondría el título de una restauracionismo de los viejos privilegios parcializados, elitizados y aristocráticos frente a la presencia de lo popular. Hay una oposición bochornosa y patética. Es su derecho, y la democracia aguanta eso".

Luego se refirió a las plataformas y lamentó que éstas se hayan puesto a de Mesa como su bandera, a quien definió como "una persona que fue parte de un gobierno que hizo cosas contra el pueblo, que ese sea su liderazgo me sorprende. Me sorprende que Paz Zamora, Cárdenas, de Mesa sean los líderes de la renovación de la política contraria. Ellos no representan nada nuevo", dijo.

El vicepresidente no quiso  responder si es que será candidato ni sobre el respeto al resultado del 21-F y sobre la definición que tomará Tribunal Supremo Electoral en diciembre,  si habilita o no la candidatura de Morales y García Linera. "No entraré en la personalización de la política".