Escucha esta nota aquí

Francia, Bélgica y Alemania han lanzado, en las últimas horas,
operaciones contra el yihadismo en las que han sido detenidas 27 personas: 12 fueron arrestadas en diversos puntos de la región de París,  dos en Alemania y 13 en Bélgica, durante el operativo desplegado el jueves, en el que murieron dos presuntos terroristas.

Esta ofensiva contra los sectores yihadistas aviva los temores en el Continente por los jóvenes que parten a zonas en conflicto, principalmente Siria e Irak, para unirse a grupo radicales, entrenarse y combatir, y luego regresar a Europa para cometer ataques.

En Alemania capturan a dos turcos

Alemania ha lanzado en la madrugada de este viernes una gran redada en cuatro barrios de Berlín que se ha saldado con la detención de dos ciudadanos turcos, sospechosos de trabajar para la organización terrorista Estado Islámico, y de haber preparado un atentado en Siria, informa Enrique Müller.

En Bélgica se preparaba un atentado contra policías

La Fiscalía Federal belga anunció este viernes la detención de 15 personas, 13 de ellas en Bélgica, y dos en París, en una importante operación antiterrorista la víspera contra un grupo que se disponía a cometer atentados para "matar a policías".

"El grupo estaba a punto de cometer atentados terroristas. En particular planeaban matar a policías en la vía pública y en las comisarías", dijo el portavoz de la Fiscalía Thierry Werts, añadiendo que "estaban planeando ataques en toda Bélgica".

En Bélgica, que se encuentra en estado de alerta, las operaciones comenzaron este jueves, 15 de enero, por la tarde, y continuaron hasta este viernes de madrugada.

Dos presuntos yihadistas murieron el jueves en un tiroteo con la policía en Verviers, al Este de Bélgica, en un allanamiento en el marco de esta operación.

En total, las autoridades llevaron a cabo 12 allanamientos y detuvieron a 13 personas, indicó Werts, entre ellos un sospechoso herido en el tiroteo que se produjo en Verviers. Las otras detenciones se produjeron en otras localidades, principalmente en Bruselas y en Molenbeek, un barrio popular de la capital belga.

Encuentran armas de guerra

La policía halló varias armas en su allanamiento de Verviers, entre ellas "cuatro armas de guerra de tipo kalashnikov, cuatro armas cortas, así como numerosas municiones y explosivos". También se incautaron uniformes de policía, celulares y material de radiocomunicación, detalló la Fiscalía.

Werts descartó que se tratara de una operación europea. "Es principalmente una operación belga" que comenzó "hace semanas".

"La investigación continúa", añadió sin indicar si toda la célula fue desmantelada, pero destacó "el hecho de que se procedieran a arrestos importantes".

Bélgica eleva el nivel de alerta

El gobierno del primer ministro belga, Charles Michel, elevó el nivel de alerta a 3 en una escala de 4.

"Es una cuestión de prudencia. La operación de ayer podría despertar a otras células", aseguró el ministro de Interior, Jan Jambon.

Las autoridades ordenaron reforzar la vigilancia. En algunas ciudades los oficiales de policía fueron autorizados a regresar a sus domicilios con sus armas de servicio, y todo agente desplegado en la calle tiene la obligación de patrullar armado y con chaleco antibalas.

Las principales escuelas judías de Amberes (nortes) y de Bruselas cancelaron sus cursos para este viernes.