Escucha esta nota aquí

La comisión mixta especial de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) ingresó a la cárcel de Miraflores para entrevistar a Gabriela Zapata, sobre el presunto tráfico de influencias con el Gobierno. No se permitió que los medios de comunicación accedan al encuentro.

La exnovia del primer mandatario responderá a las interrogantes de los legisladores, que llegaron presurosos en vehículos oficiales. Eduardo León adelantó que será más una charla que un interrogatorio. Criticó que la prensa no difunda lo que sucederá.

Puedes ver: Régimen avala entrevista de la comisión con Zapata

Un fuerte continente de uniformados de la Policía Boliviana se encargó desde temprano de despejar las zonas aledañas al recinto, con el fin de evitar algún riesgo de seguridad. Se estima que el contacto entre asambleístas y Zapata se prolongue por tres horas.

Son dos rondas de preguntas que deberá responder la mujer, realizadas por cada uno de los doce integrantes de esa instancia, cinco opositores y siete oficialistas. Sin embargo, se teme que la mujer se acoja a su derecho al silencio.  

Lea también: Gobierno dice que "tía" de Zapata tiene 15 procesos

En la víspera la exgerente de la empresa China CAMC, al salir de una audiencia, dijo "lo he presentado como lo ha pedido su padre y quiero dirigirme a él directamente para que por favor tome cartas en el asunto y lo proteja porque los apoderados que tiene, que hablan a nombre de él, solo están manoseando a mi hijo".

Son siete los delitos por los que se imputa a Zapata, ejercicio Ilegal de la Profesión, Falsedad Material, falsedad Ideológica y Uso de Instrumento falsificado. Inicialmente se la procesaba por legitimación de Ganancias Ilícitas, Uso Indebido de Influencias –en grado de complicidad- y Enriquecimiento Ilícito de Particulares con Afectación al Estado.

Puedes ver: Zapata dice que su hijo ya fue presentado a la jueza

La empresaria fue enviada al recinto penitenciario de Obrajes con detención preventiva el pasado 28 de febrero, luego, el 25 de marzo, fue trasladada a Miraflores por la tensión que generó entre las internas y para garantizar su seguridad, de acuerdo al Gobierno. 

Tags