Escucha esta nota aquí

Opositores venezolanos pidieron este lunes a la Organización de Estados Americanos (OEA) convocar a una reunión para discutir la "gravedad" de la situación de derechos humanos en Venezuela, tras el arresto del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

En una carta, dirigentes opositores venezolanos pidieron al secretario general del la OEA, José Miguel Insulza, discutir en el Consejo Permanente del organismo la situación de Venezuela, envuelta en una severa crisis política y económica.

Los dirigentes argumentaron que la detención de Ledezma y la muerte de cinco estudiantes en extrañas circunstancias revelan la "gravedad" de la situación venezolana y su "impacto en el régimen democrático".

Con pancartas que decían "¿Dónde estás, OEA?" y "Liberen a Ledezma", medio centenar de manifestantes, acompañados por el dirigente de la agrupación opositora Voluntad Popular, Carlos Vecchio, entregaron el documento en la sede de la OEA en Washington.

Los opositores esperan que la OEA, que agrupa a 34 de los 35 países de la región (Cuba no participa activamente) concluya que el Gobierno de Venezuela "se aparta de los principios democráticos", dijo Vecchio, quien vive exiliado en Estados Unidos.

El llamado a la OEA ocurre casi un año después de que el Consejo Permanente del organismo regional declinara un debate sobre la crisis política en Venezuela, generada en el marco de las protestas antigubernamentales que dejaron 43 muertos a inicios de 2014.

Ledezma, alcalde mayor de Caracas y uno de los principales líderes del ala radical de la oposición al presidente Nicolás Maduro, fue acusado de conspiración y está detenido en una prisión militar.

Ledezma "está bien y firme"

Antonio Ledezma se encuentra bien y "firme en sus convicciones", informaron este lunes la esposa del político y voceros de la oposición.

"Su espíritu y su estado de salud están incólumes, está como nos tiene acostumbrado Antonio, un hombre fuerte, recio y absolutamente
convencido de que todo de lo que lo puedan acusar es mentira", dijo a periodistas la esposa de Ledezma, Mitzy Capriles.

"Hay que seguir luchando para restituir la democracia en Venezuela (...) un día que pasa es un día menos de este oprobioso Gobierno", añadió.

Ledezma fue detenido el jueves por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia en la sede de su partido, en el barrio del este capitalino de El Rosal, y el viernes fue formalmente acusado de conspiración y asociación para delinquir luego de ser vinculado con un supuesto plan golpista junto a otros opositores.

Un tribunal dictó como centro de reclusión la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, el mismo lugar donde están detenidos el líder opositor de Voluntad Popular Leopoldo López y el exalcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos.