Escucha esta nota aquí

Correo del Sur, periódico de Sucre, fue acusado de afectar a la imagen institucional de la Gobernación de Chuquisaca por informar del posible alejamiento de una orden religiosa de la Coordinación del Instituto Nacional de Psiquiatría Gregorio Pacheco, como respuesta a una acción legal instaurada por dicha entidad departamental.

Al respecto, la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), que representa a los principales diarios y a una agencia de noticias, advirtió hoy que existe un lamentable clima de hostilidad de parte de la Gobernación contra el trabajo de los periodistas de Correo del Sur.

Según la ANP, durante los últimos siete meses, Correo del Sur fue objeto de ataques verbales por difundir noticias que, en opinión de las autoridades departamentales, son tendenciosas o falsas. La ANP ratifica la permanente defensa de las libertades de expresión y de prensa, y declara que está vigilante ante los ataques dirigidos contra Correo del Sur.

El diario tuvo acceso a una carta dirigida por el superior provincial de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, Erik Castillo, en la que rechaza la querella penal abierta por el gobernador Esteban Urquizu (MAS) contra un gerente y un conductor de la entidad de salud por un presunto uso indebido de bienes y servicios públicos.

La presencia de los religiosos de la Orden San Juan de Dios en el principal centro de salud mental de Bolivia, data del año 1948, y desde entonces su labor recibe reconocimiento por la atención a pacientes abandonados, y la búsqueda permanente de apoyo para garantizar el servicio.

Castillo calificó a la demanda penal como “una acción amedrentadora, extrema, discriminadora, abusiva y de alta persecución a quienes solo fueron delegados por la Orden Hospitalaria a servir al prójimo y trabajar denodadamente por la salud mental en nuestra región” (Chuquisaca).

En 2017, un vehículo del Hospital Psiquiátrico sufrió un accidente ocasionado por la imprudencia de otro conductor mientras se dirigía al aeropuerto para recoger a un ex director del centro de salud. Las investigaciones determinaron que el responsable de la colisión fue la persona a cargo de otro motorizado por invasión de carril.