Escucha esta nota aquí

La segunda caja negra del avión de Germanwings revela que el copiloto, Andreas Lubitz, aumentó de forma voluntaria la velocidad del descenso antes de precipitar la aeronave en los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

"El piloto presente en la cabina utilizó el piloto automático para emprender el descenso hacia una altitud de 100 pies (30 m), y luego, varias veces durante el descenso, modificó el piloto automático para aumentar la velocidad", indicó ayer la Oficina de Investigaciones y Análisis de la aviación civil francesa (BEA) que no aporta elementos suplementarios, pero precisa que sus "trabajos continúan para establecer el desarrollo preciso del vuelo".

Investigación
Los gendarmes franceses encargados de las operaciones de búsqueda en el lugar del siniestro, ocurrido el 24 de marzo, hallaron el jueves la segunda caja negra que contiene los parámetros del vuelo. "Fue enviada a los locales de la BEA y los equipos "empezaron las operaciones de apertura en cuanto llegó", precisa el comunicado.

La caja contiene "500 parámetros", entre ellos la velocidad, la altitud y el régimen de motor del avión, precisó el fiscal de la investigación, Brice Robin