Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Jorge Ledezma, informó que en toda Bolivia existen 28.044 familias damnificadas por las lluvias. La Paz, Chuquisaca y Pando mantienen la alerta por inundaciones y todavía requieren de ayuda. 

"Tenemos esa cantidad de familias damnificadas en los nueve departamentos, Beni se encuentra con alerta naranja y se esperan los reportes para ver como evoluciona el clima. Se espera que mejore la situación", detalló la autoridad. 

Explicó que son 18.720 hectáreas perdidas en territorio nacional, según el reporte de una fuente del ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. En los casos específicos de Beni y Pando, la autoridad aseguró que se continúa entregando herramientas y víveres.

"Tenemos ocho moto bombas,dos grandes para sacar el agua acumulada. También estamos llevando azúcar y aceite, mientras que en almacenes tenemos más de 1.900 quintales de arroz y hemos identificado como 30 familias afectadas en San Lorenzo y otras 20 en Puerto Marín", agregó el ministro. 

Los datos indican que a principios de mes se reportaron 23 familias que perdieron casi todo producto del temporal climático, por lo que en menos de 15 días ese número se incrementó en más de cinco mil. Pando sigue siendo la región más vulnerable.