Los altos responsables de 19 países, reunidos ayer en Viena en una cumbre multilateral sobre Siria, acordaron que bajo los auspicios de la ONU se exploren las modalidades de un alto el fuego en todo el país, mientras que se prosiga en paralelo un renovado proceso político.

Los principales aliados de la oposición y del Gobierno sirio, destacan las "honestas y constructivas discusiones" que cubrieron los principales asuntos del conflicto, que ya dura más de cuatro años y que ha dejado más de 250.000 muertos